Valdemorillo estrena sus diez primeros huertos urbanos, un proyecto social y educativo “abierto al pueblo”

09.03.2017 08:15

Una vez entregadas las llaves, que los adjudicatarios fueron recogiendo al azar junto con un primer par de guantes para ponerse manos a la faena, la Concejal de Medio Ambiente, Charo Cámara, destacó la “enorme satisfacción” de ver culminar una idea que conjuga el aprendizaje y práctica de la agricultura sostenible con el fomento de la interacción y la convivencia vecinal. Así, la parcela municipal de la calle Virgen de La Esperanza luce ya nueva estampa, en la que “seguro crecerán buenos tomates, pimientos y tantas otras hortalizas”  

Miembros del gobierno municipal y los propios vecinos han compartido esta jornada inaugural, en la que comprobaron el resultado de la completa actuación seguida para la adecuación del terreno al nuevo uso al que va destinado en exclusiva, donde no falta tampoco cobertizo para las herramientas

El depósito para recogida de lluvia, instalado a propuesta de los propios estudiantes de la localidad, y el aprovechamiento de pozos facilitarán el riego por goteo, reduciéndose al mínimo la utilización del suministro de la red general, cuyo coste siempre correrá a cuenta de los nuevos hortelanos

Como contempla la normativa que erige esta actividad, será obligatorio que en cada pequeña parcela se disponga como mínimo un 3% de plantas que ayude al control biológico de plagas, como romero, salvia tomillo, lavanda y caléndulas, estos dos últimas especies presentes ya al pie de cada huerto

Día de “enorme satisfacción” el que vive este 8 de marzo Valdemorillo con la  inauguración de sus diez huertos urbanos ecológicos, un proyecto que siembra así la práctica de la agruicultura sostenible en la parcela municipal de la calle Virgen de la Esperanza, haciendo crecer con esta iniciativa la apuesta de la Concejalía de Medio Ambiente a favor de la sostenibilidad y el respeto y cuidado del entorno, posibilitado, en este caso, por la plantación de especies hortícolas autóctonas. Buenos tomates y pimientos y demás “alimentos del todo naturales” que los adjudicatarios esperan comenzar a recolectar pronto como fruto de esta propuesta que, como destaca la responsable del área, Charo Cámara, ha tardado algo más de un año en cobrar forma, para presentarse ahora  como “algo muy bonito para ser disfrutado por los vecinos, por todos, porque es un proyecto social y educativo abierto al pueblo”. Una realidad que viene a implicar el aprendizaje de cómo trabajar la tierra fomentando, además, la convivencia e interacción de los encargados, desde esta fecha de aprovechar la oportunidad que le brinda el Ayuntamiento.

Y como primer paso, aun antes de entrar al recinto completamente adecuado, con sus distintos huertos debidamente numerados y señalizados, y provisto de un paseo central que facilitará también la visita de las personas que lo deseen, incluidos grupos con fines educativos, llegó el esperado momento de la entrega de llaves. El azar fue poniendo así en manos de cada adjudicatario el número de huerto que ya le corresponde, así como un primer par de guantes con el que poenrse manos a la labor. Y testigos de todo ello han sido los miembros del equipo de gobierno y otros vecinos que han querido presenciar el simbólico gestos que sirvió de estreno al proyecto.

Y además de sucederse los comentarios sobre la adecuación seguida en la zona, de recordarse la normativa que prohíbe el uso de herbicidas y sí que obliga a cada hortelano a plantar como mínimo un 3% de especies que ayuden al control biológico de plagas, en este recorrido inaugural se ha mostrado también el cobertizo para herramientas y, sobre todo, la importancia del depósito instalado para la recogida de agua de lluvia, que junto al uso de pozos evitará en lo posible el consumo a cargo del suministro general, coste que en e el caso de emplearse correrá siempre por cuenta de los propios adjudicatarios. Así las primeras caléndulas y plantas de lavanda florecen ya al pie de cada huerto, donde se aprecia el sistema de riego por goteo y que se ha de mantener como un espacio libre de cualquier tipo de instalación en todo momento, tal como recogen las mismas normas, quedando igualmente prohibida la presencia de gallineros o jaulas para crianza de aves, conejos o cualquier otro animal.

Con un período de concesión por dos años, ésta puede darse por terminada de incumplirse los criterios y normativa de usos de estos huertos, para los que ya hay lista de espera. Disfrutar de una alternativa más de ocio al aire libre, iniciarse en materia de cultivos ecológicos y compartir experiencia con otros vecinos son los retos que mueven ya a los seleccionados para dar vida al proyecto, que, como apunta Chara Cámara, podría incluso tener su réplica en otros huertos a habilitar en el futuro. De momento, su otro gran fruto es ya la creación de un banco de semillas.  

Fotogalería:

1 | 2 >>

Contacto

Ayuntamiento de Valdemorillo

Plaza de la Constitución,1 Valdemorillo 28210
Madrid (España)

Tlf: 91 897 73 13
Fax: 91 899 04 13