Corpus de bandera en Valdemorillo para hacer bailar la tradición

20.06.2017 08:16

Varios fueron los altares dispuestos por los vecinos en pleno centro urbano, viviéndose ante ellos algunos de los momentos más destacados de la procesión de Jesús Sacramentado, en cuyo cortejo nunca faltan los niños que acaban de recibir su Primera Comunión, autoridades y vecinos

La Hermanad de la Esclavitud de Santísimo Sacramento vivió así su Día Grande este domingo 18 de junio, llevando a la plaza de la Iglesia la costumbre del abanderado que con destreza y al son de tamboril y dulzaina hace bailar la bandera en una costumbre que pervive tras más de cuatro siglos de historia

Nuevamente pasos de tradición para desfilar por el centro urbano en otra de las jornadas en las que Valdemorillo se hace estampa de cortejo, de vecinos marchando, en este caso tras la Sagrada Custodia, portada bajo palio entre picas, y con la bandera por delante, es bandera que terminada la procesión de Jesús Sacramentado ondea en a la destreza del abanderado que en sus manos hace renacer cada celebración de Corpus Christi esta costumbre con más de cuatro siglos de historia. Vistosa, por tanto, la mañana de domingo vivida este 18 de junio en Valdemorillo, primero con ese cortejo al que ponen también nota destacada los niños que comulgaron días atrás por vez primera, y en el que no falto la presencia de la Alcaldesa, Gema González, y demás autoridades, ni de los vecinos que fueron sumándose.

Porque, de hecho, la participación del pueblo resulta también esencial para esta ‘fiesta’, plasmándose en esos altares que se disponen entre telas, adornos florales, pequeñas imágenes, altares de gran sencillez que ponen las paradas en esta procesión que volvió a avanzar su itinerario habitual, por Balconcillos, Ramón Gamonal y Plaza de la Constitución para regresar al templo parroquial por la calle Vista Alegre. Y todo con el acompañamiento del grupo Malangosto, otro tradicional en todas estas fechas claves en el calendario más local.

Un día sin duda más que especial, en el que ese peculiar estandarte de colores y forma geométricas, único en la zona, vuelve a desplegarse ante el público congregado al pie del templo parroquial. Es entonces, ya al mediodía, cuando toca bailar la bandera, de pie, de rodillas, con determinación, sin descanso. Y este es sólo el primero de los encuentros con esta tradición, porque ya en la tarde se repiten las imágenes del peculiar baile, subrayando así la importancia que entraña este domingo para la propia Hermandad de la Esclavitud del Santísimo Sacramento, que tras una merienda compartida también con los responsables municipales nombró a su nueva Junta Directiva, responsable de coordinar los actos el próximo año. Con todo, Valdemorillo festejó su Corpus, siempre brillante, siempre singular.

 

Fotogalería:


Contacto

Ayuntamiento de Valdemorillo

Plaza de la Constitución,1 Valdemorillo 28210
Madrid (España)

Tlf: 91 897 73 13
Fax: 91 899 04 13